8 motivos para consagrarse a la Virgen María.

8 motivos para consagrarse a la Virgen María.

A continuación te damos ocho motivos para consagrarte a María según el método de San Luis María Grignon de Montfort. Los motivos que vamos a dar están extraídos de la obra Tratado de la verdadera devoción a la Virgen María.

Primer motivo: Nos ayuda a servir mejor a Dios:
Si no se puede concebir ocupación más noble en este mundo que la de servir a Dios; si el último de los servidores de Dios es más rico, poderoso y noble que todos los reyes y emperadores, a menos que estos sirvan fielmente a Dios, ¿Cuál no será entonces la riqueza, poder, dignidad del auténtico y perfecto servidor de Dios, que se consagre enteramente, sin reserva y cuanto le es posible, a su servicio? Tal viene a ser, en efecto, el esclavo fiel y amoroso de Jesucristo en María, consagrado totalmente, por manos de la Santísima Virgen, a este Rey de reyes, sin reservarse nada para sí mismo. Ni todo el oro del mundo ni las bellezas del cielo alcanzan para pagarlo.

Segundo motivo: Nos ayuda a imitar a Jesús:
Este buen Señor no desdeñó encerrarse en el seno de la Virgen María como prisionero y esclavo de amor, ni de vivir sometido y obediente a ella durante treinta años. Ante esto, vuelvo a repetir, se pierde la razón humana, si se reflexiona seriamente en la conducta de la Sabiduría encarnada, que no quiso, por más que pudiera hacerlo, entregarse directamente a los hombres, sino que prefirió comunicarse a ellos por medio de la Virgen María; ni quiso venir al mundo a la edad de varón perfecto, independientemente de los demás, sino como niño pequeño y débil, necesitado de los cuidados y asistencia de su santísima Madre.
Teniendo ante los ojos un modelo tan claro y universalmente reconocido, ¿Seremos tan insensatos que esperemos hallar medio más perfecto y rápido para glorificar a Dios que no sea el sometérsenos a María, a imitación de su Hijo?
¿Podríamos, sin una extrema ceguera, desviarnos de María, y no consagrarnos ni someternos a ella para ir a Dios y sacrificarnos a Él?

Tercer motivo: Ella también se entregará a ti:
La Santísima Virgen es Madre de dulzura y misericordia, y jamás se deja vencer en amor y generosidad. Viendo que te has entregado totalmente a Ella para honrarla y servirla y te has despojado de cuanto más amas para adornarla, se entrega también a ti plenamente y en forma inefable. Hace que te abismes en el piélago de sus gracias, te adorna con sus méritos, te apoya con su poder, te ilumina con su luz, te inflama con su amor, te comunica sus virtudes: su humildad, su fe, su pureza, etc.; se constituye tu fiadora, tu suplemento y tu todo ante Jesús. Por último, dado que como consagrado perteneces totalmente a María, también Ella te pertenece en plenitud. De suerte que, en cuanto perfecto servidor e hijo de María, puedes repetir lo que dijo de sí mismo el evangelista San Juan: El discípulo la tuvo en su casa (Jn 19,27)104 como su único bien.

Rebajas
Fátima, el último misterio [DVD]
  • Karma Films (05/30/2017)
  • DVD, Para todos los públicos
  • Tiempo de ejecución: 80 minutos
  • Eva Higueras, Fran Calvo, Cristina González del Valle, Alex Larumbe y Enric Chenoll
  • Ninguno, Inglés, Español

Cuarto motivo: Nos ayuda a enderezar nuestras obras a la Mayor Gloria de Dios:
Esta devoción, fielmente practicada, es un medio excelente para enderezar el valor de nuestras buenas obras para la mayor gloria de Dios. Casi nadie obra con esta noble finalidad -a pesar de que a ello estemos obligados-, sea porque no sabemos dónde está la mayor gloria de Dios, sea porque no la buscamos.
Ahora bien, dado que la Santísima Virgen, a quien cedemos el valor y mérito de nuestras buenas obras, conoce perfectamente donde está la mayor gloria de Dios y todo su actuar es procurarla, el perfecto servidor de esta amable Señora, que se ha consagrado totalmente a Ella como hemos dicho, puede afirmar resueltamente que el valor de todas sus acciones, pensamientos y palabras se ordena a la mayor gloria de Dios, a no ser que haya revocado expresamente su ofrenda.

Quinto motivo: Esta devoción es camino fácil, corto, perfecto y seguro para llegar al Señor:
Esta devoción es camino fácil, corto, perfecto y seguro para llegar a la unión con Nuestro Señor, en la cual consiste la perfección cristiana. Es camino fácil. Es el camino abierto por Jesucristo al venir a nosotros, y en que no hay obstáculos para llegar a Él. Esta devoción a la Santísima Virgen es camino corto para encontrar a Jesucristo. Sea porque en él nadie se extravía, sea porque –como acabo de decir– se avanza por él con mayor gusto y facilidad y, por consiguiente, con mayor rapidez. Esta devoción a la Santísima Virgen es camino perfecto para ir a Jesucristo y unirse a Él. Porque María es la más perfecta y santa de las puras creaturas, y Jesucristo, que ha venido a nosotros de la manera más perfecta, no tomó otro camino para viaje tan grande y admirable que María. El Altísimo, el Incomprensible, el Inaccesible y EL QUE ES ha querido venir a nosotros, gusanillos y que no somos nada.

Sexto motivo: Esta devoción nos va a dar libertad interior:
Esta devoción da a quienes la practican fielmente una gran libertad interior: la libertad de los hijos de Dios (ver Gál 5,1-13; 2Cor 3,17). Porque haciéndose esclavos de Jesucristo y consagrándose a Él por esta devoción, este buen Señor nuestro, en recompensa de la amorosa esclavitud por la que hemos optado: 1. quita del alma todo escrúpulo y temor servil que pudiera estrecharla, esclavizarla y perturbarla; 2. ensancha el corazón con una santa confianza en Dios, haciendo que le mire como a su Padre; 3. le inspira un amor tierno y filial.

Séptimo motivo: Por esta devoción reporta grandes bienes al prójimo:
Puede movernos a abrazar esta práctica el considerar los grandes bienes que reporta al prójimo. Efectivamente, con ella se ejercita de manera eminente la caridad con el prójimo, porque se le da, por manos de María, lo más precioso y caro que tenemos, que es el valor satisfactorio e imprecatorio de todas las buenas obras, sin exceptuar el menor pensamiento bueno ni el más leve sufrimiento. Se acepta que todas las satisfacciones adquiridas hasta ahora y las que se adquieran hasta la muerte sean empleadas, según la voluntad de la Santísima Virgen, en la conversión de los pecadores o la liberación de las almas del purgatorio.

Octavo motivo: Nos ayuda a perseverar en la virtud y ser fieles a Dios:
Finalmente, lo que más poderosamente nos impele a abrazar esta devoción a la Santísima Virgen es el reconocer en ella un medio admirable para perseverar en la virtud y ser fieles a Dios. ¿Por qué, en efecto, la mayor parte de las conversiones no es permanente? ¿Por qué se recae tan fácilmente en el pecado? ¿Por qué la mayor parte de los justos, en vez de adelantar de virtud en virtud y adquirir nuevas gracias, pierde muchas veces las pocas virtudes y gracias que poseía? Esta desgracia provienecomo hemos dicho132 – de que, no obstante estar el hombre tan corrompido y ser tan débil e inconstante, confía en sí mismo, se apoya en sus propias fuerzas y se cree capaz de guardar el tesoro de sus gracias, virtudes y méritos. Ahora bien, por esta devoción confiamos a la Virgen fiel cuanto poseemos, constituyéndola depositaria universal de todos nuestros bienes de naturaleza y gracia. Confiamos en su fidelidad, nos apoyamos en su poder y nos fundamos en su misericordia y caridad, para que Ella conserve y aumente nuestras virtudes y méritos a pesar del demonio, el mundo y la carne, que hacen esfuerzos para arrebatárnoslos. Le decimos como el hijo a su madre y el buen esclavo a su señora: ¡Conserva el depósito! (1Tim 6,20) 133 . Madre y Señora, reconozco que por tu intercesión he recibido hasta ahora más gracias de Dios de las que yo merecía. La triste experiencia me enseña que llevo este tesoro en un vaso muy frágil y que soy muy débil y miserable para conservarlo en mí mismo: Soy pequeño y despreciable (Sal 119 [118]), 141). Recibe, por favor, cuanto poseo y consérvamelo con tu fidelidad y tu poder. Si tú me guardas, no perderé nada; si me sostienes, no caeré; si me proteges, estaré seguro ante mis enemigos.


Y hasta aquí estos 8 motivos para consagrarte a la Virgen María. En tekton hemos empezado esta devoción de la consagración a la Virgen María, durante 33 días nos estaremos preparando para finalmente consagrarnos a ella, si tu también quieres consagrarte busca en nuestro canal los vídeos y empieza a prepararte. Muchas gracias y que Dios te bendiga.

Muchas gracias por tu atención y por haber leído este artículo hasta el final, solo me queda pedirte que ores por el sueño de Tekton, el Hogar de San José. Estamos intentando abrir este hogar, que pretende ser un hogar de misericordia, para ayudar a las personas necesitadas, un hogar para acoger a los pobres y darle los medios para encontrar un trabajo, una estabilidad. Pero además que el paso por este hogar signifique un encuentro con Cristo, un acercamiento a la vida de la gracia de Dios. Por todo ello, te pedimos oraciones para que este hogar sea una realidad, y te informes de este hogar y si puedes ayudarnos, no solo con tus oraciones, qué es lo más importante, sino también con tu donativo. Muchas gracias y que Dios te bendiga.

Necesitamos una pequeña ayuda mensual o puntual según tus posibilidades para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga. 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.