El evangelio del día 4 de Diciembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 10,21-24)

No imaginemos a Jesús siempre serio o triste. El Evangelio nos muestra a Jesús “lleno de alegría por el Espíritu Santo”. Esa no es una alegría mundana, o una euforia psicológica, sino el gozo que procede del Espíritu Santo. El motivo de la alegría de Jesús es muy particular. Él se alegraba contemplando como los más pequeños y sencillos recibían la Buena Noticia y captaban los misterios más profundos del amor de Dios. Su gozo era descubrir la sabiduría del Padre en el mundo, especialmente en los más sencillos. Porque el Padre les manifiesta interiormente las cosas que permanecen ocultas para los sabios de esta tierra. Contemplemos el Corazón de Jesús inclinado hacia los pequeños, los olvidados, los despreciados de la sociedad. Son los “descartables”, que muchas veces albergan en su sencillez un tesoro divino.

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.