Evangelio del día 12 de Junio 2018

Comentario del evangelio del día: (Mt 5,13-16)

Jesús no quiere discípulos encerrados en su casa o en una pequeña comunidad. Nuestra vida cristiana no puede reducirse a un grupo aislado del mundo. Eso esperan quienes cultivan el odio, el interés mezquino y la superficialidad: prefieren cristianos encerrados en los templos. Jesús pidió otra cosa: que seamos sal y luz para el mundo. No para alcanzar poder o demostrar que somos más, sino para darle gloria al Padre: “para que, viendo el bien que hacéis, alaban todos a vuestro Padre que está en el cielo”. Como dijo tantas veces el Papa Francisco, no estamos llamados a encerrarnos cómodos, sino a llegar a las periferias geográficas y existenciales, aunque nos accidentemos. No te quedes encerrado en tus comodidades, para que tu vida no pierda cada vez más la luz y el sabor.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.