Evangelio del día 18 de Septiembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 7,11-17)

En la época de Jesús, las viudas quedaban muy desamparadas, no había leyes que las protegieran. Muchas terminaban viviendo en una pobreza total. La viuda que nos presenta esta página del Evangelio estaba en una situación todavía peor, porque llevaba a enterrar a su hijo único, al único que le quedaba en la vida. Ella representa todo lo que puede sufrir un ser humano, el dolor más duro, la angustia más honda de quien se queda sin seguridades y no tiene dónde apoyarse. No podemos estar peor que ella. Pero allí se hace presente Jesús, que tiene compasión. El prodigio no sólo manifiesta su poder. Ante todo, muestra que Jesús es la presencia bondadosa y liberadora de Dios en medio de su pueblo: “Dios ha venido” y quiere estar con su pueblo sufriente.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.