Evangelio del día 5 de Mayo 2018

Comentario Evangelio del día

Jesús no prometió una vida paradisíaca, sin angustias. No nos ofreció éxitos, reconocimientos sociales ni ideales mundanos marcados por la vanidad. Su propuesta se caracteriza por la humildad, la sencillez, la ausencia de pretensiones egocéntricas. Sus discípulos no pueden desear que el mundo les ofrezca poder y gloria. Es por eso por lo que, si hay desprecios y persecuciones por hacer el bien, no deberíamos asombrarnos ni molestarnos. Al contrario, si eso no ocurriera deberíamos preguntarnos qué nos pasa. Jesús fue claro: “ningún sirviente es más que su amo. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán”. Su presencia en nuestras vidas, su amistad y el gozo de servir al Evangelio son el mejor premio. Las dificultades son una participación en la pasión del Maestro, que el discípulo no puede evitar ni rechazar.

Si te es posible ayúdanos con un donativo. Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.