Evangelio del día 9 de Junio 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 2,41-51)

Vemos a Jesús adolescente, hablando con los grandes maestros, y “todos los que le oían se admiraban”. Esto nos invita a escuchar a Jesús como hacía su Madre, con el corazón abierto, con admiración. Porque su mensaje es lo mejor que podemos escuchar, y no hay otro sabio que pueda decirnos cosas más importantes. El mundo está lleno de voces y de falsos maestros. Por eso necesitamos dedicar tiempo para escuchar a Jesús. Nos hace falta un silencio interior, donde hacer callar cualquier otra voz, abrimos el Evangelio y escuchar lo que Jesús nos dice. Es posible que no entendamos algunas cosas, pero eso no es porque el mensaje esté equivocado, sino porque nuestra mente es limitada y pequeña. Basta quedarnos allí, en silencio, dejando que esas palabras penetren en nuestro interior para que hagan su obra en nosotros.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.