Evangelio del día 9 de Octubre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 10,38-42)

Este texto no es una enseñanza sobre la oración, sino sobre la verdadera hospitalidad. Jesús era un peregrino que llegaba a la casa. Maria hizo lo más importante que hay que hacer ante un peregrino: prestarle atención, darle tiempo, estar con él serenamente. Marta, en cambio, con buena intención, estaba preocupada por servir a Jesús haciendo muchas cosas. Entonces Jesús intentó hacerle ver que Él prefería un momento de buena compañía, como diciendo: “Marta, yo no necesito tantas cosas, ven a estar conmigo”. Sin embargo, esto vale también para medir la calidad de nuestra oración. Porque a veces, en lugar de estar con Dios y escuchar su voz, nuestra oración es un tiempo lleno de tareas: revisamos nuestra vida, planificamos cosas, nos hacemos propósitos buenos, pero no nos encontramos con Él.

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.