Algunas cosas sobre el Agua bendita que quizá no sabías

Algunas cosas sobre el Agua bendita que quizá no sabías

Hola amigos de tekton hoy os queremos presentar uno de los sacramentales más conocidos en la iglesia católica, el agua bendita. No debemos caer en supersticiones cuando usamos este u otro sacramental, no debemos tampoco confundirlo como un remedio a nuestras enfermedades, naturalmente que un sacramental  puede ser usado por Dios para curar a una persona, pero no podemos confundir el sacramental con una medicina. Te vamos a explicar hoy algunas cosas sobre el agua bendita que es posible que no sepas:

Primero, Podríamos decir que el uso del agua bendita se remonta hasta los tiempos de nuestro Señor Jesucristo, recordemos que el mismo bendijo las aguas del Jordan. Pero fue el Papa Alejandro primero, que fue papa durante el siglo segundo, quien determinó que se pusiera sal en la bendición del agua mientras se rezaban las oraciones de la Iglesia.
Segundo. Si te fijas siempre que entres en una iglesia encontrarás una pequeña pila con agua bendita, esto esta hecho así para que nos santigüemos cuando entremos en una iglesia.
Tercero, la pila de agua bendita se introdujo en la Iglesia para reemplazar la antigua ceremonia judía de limpiarse las manos antes de entrar en oración.
Cuarto, el agua bendita simboliza el sudor y la sangre de nuestro señor Jesucristo derramadas durante la pasión.
Quinto, los efectos del agua bendita son los siguiente:
  a) Ahuyenta al demonio
  b) Borra los pecados veniales
  c) Ahuyenta toda influencia demoníaca
  d) Quita las distracciones en la oración
  e) Nos dispone a una mayor devoción
  f)  Se nos infunde la virtud de la divina bendición para recibir los sacramentos, para administrarlos, y para celebrar los divinos oficios de Dios.
y hasta aquí algunas curiosidades sobre el agua bendita, que como ves es de mucha utilidad. En algunos lugares se ha perdido la constumbre de usar de este sacramental, y todos nosotros, los amigos de tekton debemos colaborar a que se vuelva a usar, para colaborar en los sitios donde se haya perdido esta devoción, debemos hacer lo siguiente.
1. Rezar por esta intención, para que se vuelva a tener devoción a este sacramental tan poderoso contra el demonio.
2. Si en mi parroquia no hay, juntarse unos cuantos que tengan los mismos sentimientos, e ir a hablar con el parroco para pedirle que se ponga agua bendita. 
 
3. Repartiendo información sobre el poder del agua bendita, quizá puedes compartir este artículo con tus amigos, conocidos, hermanos de la parroquia, para que entiendan la importancia de este sacramental. 
 
Ya nos contarás si ha ido bien, si has conseguido implantar el uso del agua bendita en tu comunidad parroquial, o entre tus amigos y vecinos, muchas gracias.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.