Algunas pautas para saber vivir el noviazgo cristiano

Algunas pautas para saber vivir el noviazgo cristiano

Del manual de Pueblo de Dios pequeño tratado sobre la Virtud de la Pureza.

Algunas pautas para saber vivir el noviazgo cristiano.

El ideal del noviazgo cristiano es que sea corto, con intención seria de casarse y prepararse para cumplir los fines del sacramento. Unas relaciones largas, de años interminables, en nuestro siglo son ocasión de muchos pecados contra la pureza. Un matrimonio levantado sobre un noviazgo impuro es precursos de infelicidad familiar.

Es pecado grave desear y provocarse mutuamente movimientos sexuales con pretexto de afecto.

Es pecado grave exponer a la vista y al tacto las partes íntimas del cuerpo del otro, con la justificación de acostumbrarse para el futuro matrimonio.

Es pecado grave toda conducta de confianza con el cuerpo entre novios que no se permitirían a los mismos padres con los hijos. Así mismo, posturas, imodestias, abrazos, besos que despiertan y acompañan el deseo sexual.

además del pecado de impureza, en el noviazgo se agrava con el pecado de escándalo, al suscitar acciones pecaminosas o pensamientos y deseos de ellas, en la otra parte.

Por ejemplaridad y para defensa de ellos mismos, deben los novios cristianos evitar paseos solitarios, entrevistas en lugares apartados o largas conversaciones en coches o lugares retirados. Recuerden la enseñanza de Jesucristo: “El que obra el mal aborrece la luz” (Jn 3, 20).

El noviago cristiano es algo muy hermoso y no tiene por qué esconder nada. Leer ambos algunos de los magníficos libros escritos para la preparación al matrimonio, ayudará mucho a los novios a tender al idea del noviazgo cristiano.

 

Necesitamos de tu ayuda para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.