Evangelio del día 11 de Julio 2018

Comentario del evangelio: (Mt 10,1-7)

Queremos ser generosos y hacer cosas gratuitamente, sin esperar recompensas. Pero no logramos un desprendimiento total en esta vida. Siempre guardamos en el corazón algún deseo de ser recompensados. Pedro pregunta qué va a recibir a cambio de haberlo dejado todo. Jesús no le reprocha esa pregunta y aprovecha para mostrarle que la entrega total es algo muy beneficioso, que Dios siempre premia de alguna manera a quien es generoso. Lo más importante es que recibirá la vida eterna, y eso no tiene precio. Pero también promete el ciento por uno. No lo tomemos al pie de la letra. ¡Cómo vamos a recibir cien padres o cien hermanos! Sin embargo, eso es verdad, porque la persona realmente generosa vive rodeada de afectos y tiene más de cien padres y hermanos en Ia comunidad cristiana.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.