Historia de la Iglesia: Inicio del cristianismo en España

Historia de la Iglesia: Inicio del cristianismo en España

1. Santiago el Mayor

En el Evangelio aparecen dos familias de pescadores del lago Tiberiades, la de Pedro y Andres y la de los Zebedeo. El zebedeo estaba casado con María Salomé, una de las mujeres que acompañaban al Señor. Un día que Jesús caminaba por la orilla del mar vio a Santiago, hijo de Zebedeo y a su hermano Juan, que estaban arreglando las redes con su padre. Jesús les miró y les dijo: “sígueme”. Y ellos, dejando las redes, le siguieron. Los hijos del Zebedeo, jijos del trueno, al principio tenían mal genio, pues un día dijeron a Jesús que mandara fuego sobre los samaritanos porque no habían querido recibir al Señor. Jesús los quería mucho y mostraba por ellos cierta predilección. Un  día fue con ellos y Pedro a hacer oración a un monte y delante de ellos se transfiguró: su rostro brillaba como el sol y sus vestidos se volvieron blancos  como la luz. Santiago, fiel al mandato del Señor: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura”, decidió marchar al fin de la tierra, al “Finisterre”, Galicia, que en aquellos tiempos creían que era el fin del mundo.

2. Santiago el Mayor en España

La tradición presenta a Santiago predicando el Evangelio siguiendo las vías romanas, recorriendo los montes gallegos, atravesando los valles de los río Ebro y Duero, pero sin apenas fruto de conversiones. Muy pocos ibéricos hacen caso de aquel forastero venido de Oriente y la mayoría se burlan de el. El testimonio mas antiguo que tenemos de la venida de Santiago a España es el Dídimo el Ciego (350). San Jerónimo afirma también que “Santiago, hijo de Zebedeo y hermano de San Juan predico en España” A partir del siglo VIII son muchísimos los testimonios que manifiestan que Santiago predicó en España: Santo Toribio de Liébana, Beda el Venerable.

Te puede gustar  10 cosas que debes saber sobre el Domingo de la Divina Misericordia

3. Santiago y la Virgen del Pilar

Una segunda tradición afirma que la Virgen María, cuando aún vivía, fue trasladada por los ángeles a Cesaraugusta, Zaragoza, para animar en su predicación a Santiago. Dice la tradición que el Apóstol está muy desanimado por el poco fruto de su inmenso trabajo. sintió nostalgia de su tierra, de sus padres y hermano, y, sobre todo, de aquella Madre que les había dejado Jesús. Cerca de medianoche, se puso a orar  junto a la ribera del rio Ebro. Y en ese instante, apareció rodeada de luz la Reina de los cielos, que dijo a su hijo: “Santiago, el Señor ha escuchado tu oración. Continúa predicando el Evangelio, pues estos íberos que ahora se muestras tan duros y dificiles de convertir, serán una raza de santos que sellarán la fe con su sangre. La Virgen le enseño una columna y dijo a Santiago: “Aquí dejo esta columna con mi imagen para que edifiques un templo donde yo derramaré gracias y bendiciones hasta el fin de los tiempos” Dice la tradición que esta milagrosa aparición de la Virgen ocurrió el dia 2 de enero del año 40.

4. Muerte de Santiago el Mayor

Cumplida su misión apostólica en España, Santiago volvió a Jerusalén. Pocos años después, en la persecución contra los cristianos de Herodes Agripa, fue martirizado y decapitado. Era el primer apóstol mártir. Sus discípulos recogieron el cuerpo del Apóstol y lo trasladaron a España y lo enterraron en Iria Flavia (Galicia) En el siglo IX se descubrió el cuerpo de Santiago de manera prodigiosa. Unas estrellas señalaban el lugar donde estaban enterrados los restos mortales del Apóstol. El testimonio más antiguo del descubrimiento del cuerpo de Santiago se encuentra en el martirologio de Floro y Odón, de Lyón. El Papa León XIII declaró en la bula “Dios Omnipotente”, que son auténticas las reliquias de Santiago que se veneran en la catedral de Santiago de Compostela. La catedral está edificada sobre el sepulcro de Santiago. Inició su construcción Diego Peláez en 1077 y fue culminada por Diego Gelmírez.

5. Los varones apostólicos en España

Te puede gustar  Catecismo en ejemplos: Cristiano quiere decir discípulo de Cristo

En su carta a los romanos San Pablo escribe: “cuando me dirija a España, espero, al pasar, veros a vosotros. Y el Papa San Clemente Romano afirma que San Pablo vino a España. Para que la simiente evangélica sembrada por los Apóstoles Santiago y Pablo diera abundantes frutos en España, San Pedro envió al “Finisterre” a siete varones apostólicos. Los siete varones apostólicos llegaron a España por Andalucia y, después, se dispersaron por distintas regiones. Torcuato fue a Accí (Guadix), Tesifonte a Vergí (Berja), Indalecio a Urci, Segundo a Abula (Ávila), Eufrasio a Lliturgis (Andújar), Cicilio a Elvira y Hesipo a Cardesi (Carteya)

Quiso la divina Providencia que España fuera evangelizada por Santiago, el Hijo del Trueno, y San Pablo, el Apóstol de los gentiles. Nosotros debemos ser fieles hoy a ese espíritu viril y aventurero de nuestros Apóstoles, para ser los abanderados de la nueva evangelización de nuestros tiempos.

 

Necesitamos de tu ayuda para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.