La Biblia te lleva a la Iglesia Católica

La Biblia te lleva a la Iglesia Católica

Lo que no quieren que sepas los protestantes: La Biblia te lleva a la Iglesia Católica:

Todos los cristianos confían en la Biblia, incluyendo (especialmente) el Nuevo Testamento. Pero la Biblia me lleva a la Iglesia. Esto sucede de dos maneras. Primero, la Biblia me dice que Cristo fundó una Iglesia y le dio Su autoridad para enseñar en Su nombre. Así la Biblia me envía a la Iglesia, desde el Cristo del Nuevo Testamento llegamos a la Iglesia por él fundada.
Un hecho histórico que no podemos negar es que el Nuevo Testamento fue escrito por la Iglesia de los apóstoles, también la Iglesia definió el contenido del Nuevo Testamento, su canon, que nos indica qué libros se incluían en él y cuáles no, es decir, cuáles eran inspirados por Dios y por tanto, infalibles y con autoridad. ¿De qué otra manera, si no es por la Iglesia, el cristiano sabe que el Evangelio de Tomas o el de Judas no son parte de la Biblia, que no forman parte de la divina revelación, y que por otro lado, si que son inspirados la carta de Santiago o la de Judas y el Apocalipsis, por ejemplo?
Solo existe una respuesta clara a esta pregunta: por la autoridad de la Iglesia. En otras palabras, la Iglesia fue tanto la causa eficiente (el autor) como la causa formal (el definidor) del Nuevo Testamento. Eso es un dato histórico. Que sea esta la premisa 1.


Pero ningún efecto puede ser mayor que su causa, y dado que es mejor ser infalible que falible; lo infalible no puede ser hecho por lo falible. Que sea esta la premisa 2.


O la Iglesia es falible o infalible. Eso también es lógicamente evidente. Que sea esta la premisa 3.


Por lo tanto, si el Nuevo Testamento es infalible, la Iglesia debe ser infalible, y si la Iglesia no es infalible, entonces el Nuevo Testamento tampoco lo es. Lógicamente, esas son las únicas dos posibilidades, a menos que neguemos los datos históricos (premisa 1) o uno de los supuestos evidentes (2 o 3).


Si la Iglesia es falible, es decir se puede equivocar, como dicen los protestantes, ella no puede producir un efecto infalible en la Biblia. Y por lo tanto, si la Iglesia es falible, entonces el Nuevo Testamento también es falible, como su causa. Por otro lado, si el Nuevo Testamento es infalible, como dicen tanto protestantes como católicos, entonces la Iglesia, que fue su causa, también debe ser infalible. Sólo si ella es infalible puede producir un efecto infalible.
Por lo tanto, vemos en la historia lo que lógicamente esperaríamos: que la mayoría de las denominaciones protestantes de “línea principal” finalmente abandonaron la afirmación de infalibilidad del Nuevo Testamento y abrazaron la teología modernista o liberal, ya que esa es la conclusión lógica de la negación de la Infalibilidad de la Iglesia. Pero esto nunca lo ha hecho la Iglesia Católica.


Entonces, si quiero ser un cristiano ortodoxo y creer que la Biblia es infalible, tengo que ser católico y creer que la Iglesia también tiene ese don divino. Iglesia y Escritura van juntas, como cuerpo y alma.


Probablemente he ofendido a los cristianos modernistas o liberales en lo que he dicho anteriormente sobre la Biblia. Probablemente ahora ofenderé a los cristianos fundamentalistas en lo que voy a decir a continuación sobre la Biblia. Jesús también ofendió los extremos opuestos, los partidos opuestos: los fariseos y los saduceos.


El fundamentalismo niega la naturaleza humana de la Biblia, y el modernismo niega su naturaleza divina, al igual que el docetismo niega la naturaleza humana de Cristo y el arrianismo niega su naturaleza divina. Ese paralelo es más que una coincidencia, ya que tanto la Biblia como Cristo se llaman “la Palabra de Dios”.


La Biblia es infalible en sus enseñanzas religiosas, pero no en su gramática o ciencia o matemáticas. Dios no nos dio la Biblia para enseñarnos gramática o ciencia o matemáticas. La infalibilidad de la Biblia no se extiende a estas cosas. Es simplemente un hecho que hay algunas contradicciones y errores gramaticales, científicos y matemáticos en la Biblia.


Biblia e Iglesia
Y aquí está el paralelo entre Biblia e Iglesia. La Iglesia también es falible en todo, excepto en dogmas religiosos. La Iglesia ha enseñado cosas erroneas, incluso ha hecho algunas muy mal, pero nunca se ha equivocado cuando ha hablado ex cathedra, enseñando la verdad revelada.


Así que una vez más la Biblia y la Iglesia están juntas. Están en el mismo barco. Cada uno te envía al otro. Si quieres uno, necesitas el otro. No es solo la Escritura.


Por tanto no tiene ninguna lógica lo que afirman los protestante de que la Biblia no se puede equivocar por que es la Palabra de Dios, es decir, que la Biblia es infalible, y la Iglesia Católica, que ha escrito y definido el contenido de la misma si que se puede equivocar. La Biblia es un fruto de la Iglesia, si la Biblia es infalible, necesariamente también ha de serlo la Iglesia, que es columna y fundamento de la verdad.


La única forma de decir que la Biblia es infalible y la Iglesia falible es tener una fe totalmente irracional, desvinculada totalmente de la verdad. Pero el autor de las verdades de la fe, y el autor de las verdades de la razón es el mismo Dios, que es la suma verdad y que no puede contradecirse, cuando habla por medio de la razón y cuando lo hace por medio de la fe, para expresar verdades que atañen a nuestra salvación eterna.

Texto original de catholicexchange.com traducido y adaptado por Marcos Vera

 

Muchas gracias por tu atención y por haber leído este artículo hasta el final, solo me queda pedirte que ores por el sueño de Tekton, el Hogar de San José. Estamos intentando abrir este hogar, que pretende ser un hogar de misericordia, para ayudar a las personas necesitadas, un hogar para acoger a los pobres y darle los medios para encontrar un trabajo, una estabilidad. Pero además que el paso por este hogar signifique un encuentro con Cristo, un acercamiento a la vida de la gracia de Dios. Por todo ello, te pedimos oraciones para que este hogar sea una realidad, y te informes de este hogar y si puedes ayudarnos, no solo con tus oraciones, qué es lo más importante, sino también con tu donativo. Muchas gracias y que Dios te bendiga.

 

Necesitamos una pequeña ayuda mensual o puntual según tus posibilidades para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.