• 13/04/2024

Los cuatro milagros eucarísticos más impactantes del siglo XXI: Legnica, Tixtla, Chirattakonam y Sokolka

  1. Milagro eucarístico de Legnitca, Polonia (2013)

    En la Navidad del año 2013, en la iglesia de San Jacinto en Legnica, Polonia, ocurrió uno de los milagros eucarísticos más recientes y oficialmente aprobados por el Vaticano. El suceso se originó cuando la hostia consagrada cayó al suelo durante la distribución de la Santa Comunión, y posteriormente, fue colocada en agua. A los diez días, se descubrió una mancha roja en ella que los científicos no lograron explicar. Tras una investigación histopatológica detallada, se encontró que el fragmento de la hostia contenía partes fragmentadas del músculo estriado transversal. De acuerdo con los especialistas, se trataba de un fragmento del músculo cardíaco en agonía.
    El obispo de Legnica, Stefan Cichy, creó una comisión para supervisar la hostia. En febrero de 2014, un pequeño fragmento fue colocado sobre un corporal y pasó por varias pruebas. El comunicado médico final del Departamento de Medicina Forense encontró que el tejido era de origen humano y hallaron que presentaba señales de sufrimiento. Dos años después, el 17 de abril de 2016, el siguiente Obispo de Legnica, Mons. Zbigniew Kiernikowski, aprobó la veneración de la hostia sangrante que “tiene las características distintivas de un milagro eucarístico”.

  2. Milagro eucarístico en Tixtla, México (2006)

    El milagro eucarístico de Tixtla se produjo en el año 2006 durante una celebración eucarística en Tixtla, Guerrero, México. Según los informes, una religiosa vio una sustancia rojiza similar a la sangre brotar de una hostia consagrada. Desde entonces, este evento ha sido objeto de investigaciones por parte de la Iglesia Católica y ha generado mucho interés entre los fieles.
    Sin embargo, a pesar de que muchos han calificado este evento como un verdadero milagro, la Iglesia Católica no ha llegado a esa conclusión todavía. El Vaticano ha estado investigando el fenómeno eucarístico de Tixtla, pero hasta el momento sólo lo considera como tal, y no como un milagro en sí mismo. Esta distinción es importante porque sólo el Papa tiene el poder de declarar un verdadero milagro, tal como lo hace cuando se canoniza a un beato.
    En una entrevista con ACI Prensa, el obispo emérito de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, Mons. Salvador Rangel, explicó que el fenómeno de Tixtla ha sido objeto de varias investigaciones por parte de la Iglesia Católica. En 2013, el entonces obispo de Chilpancingo-Chilapa, Mons. Alejo Zavala, calificó el evento como «un signo divino» y «un verdadero milagro».
    Sin embargo, dos años después, el sucesor de Mons. Zavala, Mons. Salvador Rangel, consultó al Vaticano para realizar una nueva investigación sobre el fenómeno. Como resultado de esta consulta, el Vaticano clasificó el evento como un fenómeno eucarístico en lugar de un verdadero milagro.
    A pesar de esto, la investigación sobre el fenómeno eucarístico de Tixtla aún no ha terminado. Se espera que se presenten más conclusiones sobre el tema en el futuro, y que estos hallazgos sean remitidos a la Santa Sede para su consideración. El Papa tendrá la última palabra en este asunto, y sólo él tendrá el poder de declarar el evento como un verdadero milagro.

  3. Milagro eucarístico en Chirattakonam, India (2001)

    La iglesia parroquial de Santa María en Chirattakonam, India, fue el escenario de un acontecimiento asombroso el 28 de abril de 2001 durante la Novena a San Judas Tadeo. A las 8:49 am, el sacerdote expuso el Santísimo Sacramento en la custodia para la adoración pública. Poco después, los fieles presentes en la iglesia notaron lo que parecían ser tres puntos rojos en la Sagrada Eucaristía. Oraron a la Hostia por un tiempo y luego fue colocada en el tabernáculo.
    Sin embargo, cuando el sacerdote regresó a la parroquia y abrió el tabernáculo, se dio cuenta de que se había producido un acontecimiento asombroso. Ahora, claramente en la Eucaristía, no sólo estaban los tres puntos rojos, sino también un rostro coronado con una corona de espinas. Este hecho fue informado al arzobispo de la diócesis, quien visitó la iglesia y ordenó que la Eucaristía fuera examinada.
    Se sugiere que los tres puntos rojos se refieren a las tres heridas que Santo Tomás pidió ver de Jesús antes de creer que había resucitado, un pensamiento agravado por el hecho de que esta era la lectura del día. La Eucaristía, que sigue siendo objeto de adoración por los fieles, es considerada por muchos como un milagro eucarístico.

  4. Milagro eucarístico en Sokolka, Polonia (2008)

    El acontecimiento eucarístico de Sokólka, Polonia, ocurrió el 12 de octubre de 2008 durante la distribución de la comunión en la iglesia parroquial de San Antonio de Sokólka. Una hostia consagrada cayó de las manos de un sacerdote y fue colocada en un recipiente con agua, como dictan las normas litúrgicas. Después de una semana, una religiosa descubrió que la hostia no se había disuelto y presentaba una mancha arqueada de color rojo intenso, recordando un coágulo de sangre. El arzobispo ordenó realizar análisis pato-morfológicas de la hostia y se concluyó que la estructura del fragmento de la hostia era idéntica a la del tejido del músculo del corazón de una persona viva, pero en estado de agonía. El resultado de los análisis pato-morfológicas fue incluido en un protocolo y entregado a la Curia Metropolitana de Bialystok, que afirmó que el acontecimiento no se opone a la fe de la Iglesia, sino que la confirma y es un llamado a recibir la Eucaristía con fe y cuidado.