Seis consejos de San Pio de Pietrelcina para vivir la eucaristia y la Santa Misa de forma mas intensa

Seis consejos de San Pio de Pietrelcina para vivir la eucaristia y la Santa Misa de forma mas intensa

Os queremos compartir algunos consejos de San Pio de Pietrelcina respecto del sacramento de la eucaristia y la Santa Misa. El Padre Pio es para muchas personas un guia espiritual, muchos lo tienen como padre de sus almas, en muchos, aun después de muerto, ha significado un encuentro personal con Cristo. El padre Pio de Pietrelcina sigue ayudando a las personas a salvar su alma. Por todo ellos, os queremos compartir algunos consejos de este santo.

1. Entre en la Iglesia en silencio y con gran respeto.

Este primer consejo de nuestro santo, nos recuerda la forma de comportarnos en la Iglesia. En muchos sitios las iglesias se han transformado en circos, o en fiestas. La gente habla en los templos como si estuviera en un mercado, no es consciente de que la iglesia es un lugar de encuentro con Cristo, un lugar en el que la criatura va a reunirse con su Creador. El ruido molesta, el ruido mundano nos aleja del silencio místico que nos lleva a la unión con Dios.

% Seis consejos de San Pio de Pietrelcina para vivir la eucaristia y la Santa Misa de forma mas intensa

2. Tome agua bendita y haga la senal de la cruz con mucho cuidado y lentamente.

El agua bendita es la gran ausente en muchos iglesias. Este sacramental es de gran ayuda contra los ataques del maligno, sin embargo, en muchas iglesias parece que ya no tiene ninguna importancia, parece que el sacerdote ya no tiene tiempo de estar unos minutos para bendecir un poco de agua, para uso de los fieles. La primera oración que hacemos es con ese agua, haciendo la senal de la cruz, con mucho cuidado y lentamente porque queremos recordar nuestro bautismo.

3. En cuanto este ante ante Dios en el Santisimo Sacramento, haga una genuflexion devotamente.

Vamos a la Iglesia para estar con nuestro Señor, presente en el Santisimo Sacramento del Altar, El es nuestro Dios, nuestro Señor, nuestro Amigo, el Medico de nuestra alma, el confidente de nuestro corazon, por todo ello cuando nos encontramos cara a cara con el nos arrodillamos para saludarlo, para adorarlo, para pedirle que cure las heridas de nuestras almas.

4. Hable con El con abandono filial, de libre curso a su corazon

Habla con El, con tu Dios, habla con el Señor de la Misericordia, y del perdón. No creas que es un Dios lejano, es un Dios que esta ahí para ayudarte, para escucharte, para bendecirte; habla con El, como hablas con un padre, preocupado por su hijo. Habla con un Dios que se ha querido quedar con nosotros en el Sacramento de la Eucaristia para poder atendernos directamente, poder estar con nosotros cada dia, en cada hora, en cada momento. Desde luego estamos ante la historia de amor mas bella jamas contada. La historia de amor de Dios por sus hijos.

5. Al asistir a la Santa Misa permanece muy compuesto, cuando en pie, arrodillado y sentado, realiza todos los actos religiosos con la mayor devocion.

Si no sabemos lo que significa la misa, se hace tediosa, aburrida, larga, sin embargo el alma que sabe lo que es la misa esta presente en ella con amor y devoción. Amor y devoción que Dios regala a las almas fieles que desean verdaderamente vivir su fe. Sin embargo vemos como a la eucaristia cada vez se le hace menos caso y se la trata con mayor desdén, como la virgen nos recordo en Garabandal. Vemos que la Iglesia esta pasando una época de confusión, esta confusión esta proporcionalmente relacionada con el misterio de la eucaristia, cuanto mas se desprecia al Augusto Sacramento, mas confusión existe en la iglesia y en el mundo.

6. Cuando salga de la Iglesia sea como todo seguidor del Nazareno deberia ser.

Católicos comprometidos con su fe y con su Dios, católicos que oran, que se preocupan del hermano, que practican la caridad y las obras de misericordia, católicos responsables con su Señor, y con su Patria. Cuantas veces vemos que existe cierto dualismo, algunos son católicos en la iglesia, pero sin embargo se comportan como ateos en la calle, en el ámbito de lo publico, son creyente en la vida privada, pero se comportan como ateos en la vida publica. Estos no son verdaderos católicos, no son verdaderos cristianos, pues niegan a Cristo, cuando, por ejemplo van a votar, o cuando estan en la escuela, o en el hospital, los que son médicos. Sigamos este consejo del Santo Padre Pio y vivamos como debe vivir un seguidor del Nazareno.

% Seis consejos de San Pio de Pietrelcina para vivir la eucaristia y la Santa Misa de forma mas intensa

Y hasta aquí estos seis consejos de San Pio de Pietrelcina, el santo capuchino del siglo veinte, para vivir la eucaristia y la Santa Misa de forma mas intensa. Si te ha gustado este articulo compártelo con tus amigos y que ellos también puedan aprovecharse de estas enseñanzas.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.