El Corazón de Jesús en Getsemaní

El Corazón de Jesús en Getsemaní

Ayer me fui a dormir un poco tarde mi intención esta mañana era dormir un poco más ya que la siguiente noche es la que meditamos sobre Jesús en Getsemaní y es muy probable que me acueste más tarde.

Sin embargo la naturaleza de la vida no siempre funciona como uno piensa y luego hay que re-programar el día en función de las cosas que nos van sucediendo, y con lo que nunca contamos es que Dios podría tomarse la libertad de intervenir en nuestra vida. Y es que resulta que no somos capaces de imaginarnos que Dios pueda actuar en nuestro día.

Así es como esta mañana sin quererlo me he despertado a las 5.42h. El sueño se había ido a otro habitación y me había dejado solo en la cama así que en cuanto me he dado cuenta de que el sueño no volvería me he levantado a hacer mis oraciones.

Después de esto he puesto los artículos del día en la web de Tekton y he pensado en ir a la adoración del Santísimo Sacramento. Hace 6 años que voy cada día y si viéramos como era yo antes de estos 6 años nos maravillaríamos de los milagros que nuestro Señor ha tenido la misericordia de hacerme.

Si estas leyendo este artículo y yo pudiera decirte una sola cosa en toda tu vida, aun cuando me dieran a a elegir entre un millón de cosas, te diría esto: Ve cada día a la adoración del Santísimo.

Cuando he llegado a la capilla de adoración, mi meditación a sido la siguiente:

Jesús, el año pasado quise vivir la semana santa junto a tu madre María, y gracias a ello viví cosas muy bonitas. Tu lector las puedes leer aquí.

Este año Jesús mío mi propósito es vivirlo contigo acompañado de María tu santísima Madre y de San Juan, déjame como el discípulo amado escuchar tu corazón, déjame oírlo palpitar, déjame verte sufrir y déjame verte en la Cruz porque si yo te oigo y te veo te amaré mejor. Déjame sufrir contigo porque en tu corazón se derramó como un perfume Todo el Amor de Dios y yo quiero ser amor que te sane las heridas, amor que te quite los clavos, amor que te alivie el sufrimiento de tantos hombres y mujeres que te desprecian porque no te conocen ni quieren hacerlo.

Rebajas
El Santo: La revolución del padre Pío (Fuera de Colección)
  • José María Zavala
  • Editor: Ediciones Temas de Hoy
  • Edición no. 1 (03/13/2018)
  • Tapa blanda: 432 páginas

Mientras estaba delante de Jesús he cerrado mis ojos y me he centrado en escuchar y pedirle oír las palpitaciones amorosas de su Sagrado Corazón. Eso duró bastante tiempo y cuando mas o menos salí de esa meditación me encontraba en pensamiento en el huerto de Getsemaní. Me he dispuesto a hacer el rosario de los misterios de luz que tocan hoy Jueves pero durante todo el rosario mi cabeza seguía en Getsemaní. Al termino de la oración de repente se encendió la luz general, normalmente la capilla está en la penumbra con pequeñas luces laterales que te permiten leer si te hace falta. Yo tenía que ir al baño y al salir miré el reloj y ya había pasado una hora, con lo cual me dije bueno ya has salido, me vuelvo a casa. 

Al salir del baño vi a un trabajador del lugar y le dije que la luz general se había encendido sola, él me dijo que los padres la tenían puesta en automático y que por eso había pasado. Me acompañó a la capilla y me mostró como se apagaba. Le dije gracias y se fue. Y al volver a ver al Señor en la capilla me dije a mi mismo que era Jueves Santo y que bien me podía estar un rato más con el Señor. 

Al entrar en la capilla vi en el suelo un papelito debajo de un banco lo tomé en mis manos y ¿qué crees que era? Sorpresa! Una oración que jamás había visto de Jesús en el huerto de los Olivos.

La transcribo aquí para que la hagas tú también se quieres. Es una oración del Cardenal Merry de Val.

El Angelus de Getsemaní:

V. El Ángel del Señor apareció para asistir a Jesús.
R. Y fue consolado por el Espíritu Santo.
Padrenuestro.

V. Heme aquí en agonía: si es posible, pase de Mí este cáliz.
R. Pero no se haga mi voluntad sino la tuya.
Padrenuestro.

V. El Verbo hecho Hombre fue clavado en cruz.
R. Y padeció por nosotros.
Padrenuestro.

V. Ten misericordia de nosotros ¡Oh Jesús!
R. Para que seamos dignos de tus consolaciones.
Padrenuestro.


SÚPLICA
Te rogamos, Señor, derrames tus gracias sobre
nuestros corazones a fin de que, habiéndote
ofrecido tu Unigénito Jesús su agonía en el Huerto
de los olivos, por los méritos de su Pasión y Cruz 
podamos algún día renacer a la gloria de la Resurrección.
Por el mismo Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

(Card. Merry de Val)

No sé si estará aprobada por la Iglesia pero al leerlo veo que me lleva a Dios, que es una buena meditación y que no tiene errores teológicos.

Creo que el Señor quiso que viera esta oración en el suelo y que de alguna manera estuviera con él un ratito en ese huerto donde sus discípulos se durmieron. A mí me quitaron el sueño para que en lugar de dormir estuviera atento al corazón de Jesús en sus dolores.

Eso es lo que quiero vivir en esta semana santa, me encomiendo a vuestras oraciones.

Me llamo Marc soy Joven de San José, trabajo en la web de Tekton. 

Muchas gracias por tu atención y por haber leído este artículo hasta el final, solo me queda pedirte que ores por el sueño de Tekton, el Hogar de San José. Estamos intentando abrir este hogar, que pretende ser un hogar de misericordia, para ayudar a las personas necesitadas, un hogar para acoger a los pobres y darle los medios para encontrar un trabajo, una estabilidad. Pero además que el paso por este hogar signifique un encuentro con Cristo, un acercamiento a la vida de la gracia de Dios. Por todo ello, te pedimos oraciones para que este hogar sea una realidad, y te informes de este hogar y si puedes ayudarnos, no solo con tus oraciones, qué es lo más importante, sino también con tu donativo. Muchas gracias y que Dios te bendiga.

Necesitamos una pequeña ayuda mensual o puntual según tus posibilidades para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga. 

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.