Evangelio del día 11 de Noviembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Mc 12, 38-44)

Jesús miraba con desagrado a algunas personas religiosas que ostentaban por la calle su supuesta santidad. Además, denunciaba su hipocresía recordando una costumbre que tenían: cuando una mujer enviudaba, siempre encontraban justificación para quedarse con sus bienes. Sin embargo, luego, se mostraban echando dinero en las arcas del templo para parecer generosos. Pero Jesús también se detenía a admirar a una de esas viudas pobres, que echaba en el arca del templo las únicas monedas que tenía para sobrevivir. El comentario de Jesús nos muestra , que los gestos realmente generosos cautivan su corazón. Si no somos generosos, Él puede sanarnos del egoísmo y regalarnos un espíritu humilde y desprendido. Así se prolongará en nuestra vida cotidiana la entrega del mismo Jesús, que no dio algo, sino que lo dio todo.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.