Evangelio del día 26 de Noviembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 21,1-4)

Cuando Jesús vio a la viuda pobre echando las únicas monedas que tenía para sobrevivir, aprovechó para proponer una enseñanza a sus discípulos. Ellos no debían sentirse más santos o importantes que mucha de la gente sencilla de su pueblo. La generosidad de la viuda era un ejemplo, porque ella entregaba todo. Jesús espera también que nosotros valoremos los gestos de generosidad y devoción que hay en los pobres. Porque el valor de una ofrenda no está en la cantidad sino en lo que significa de entrega de la propia vida por amor. ¡Mira, Señor, mi corazón egoísta, y sanalo! Coloca en mi algo de esta entrega desbordante que te llevó a entregarlo todo en la cruz. Tú, que admiraste la ofrenda de la viuda pobre, derrama en mi un poco de tu generosidad.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.