Evangelio del día 29 de Noviembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 21,20-28)

La vida a veces nos hace sentir sus límites, llegan momentos de angustia y de tristeza. Esos momentos pueden ser muy importantes, nos recuerdan que no estamos hechos sólo para esta tierra. La realidad es que estamos llamados a una vida plena que no se alcanza todavía en este mundo. Si todo en esta vida fuera felicidad y éxito, nunca aceptaríamos la muerte y rechazaríamos la vida eterna. Para poder partir, es necesario que reconozcamos que estamos en este mundo sin ser de este mundo. El dolor, los límites, los malos momentos, nos ayudan a recordar ese aspecto de nuestra existencia. El Evangelio nos habla de las angustias del fin del mundo, que invitan a levantar la cabeza para recibir la liberación. Pero eso ocurre cada vez que esta vida nos hace experimentar sus límites.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.