Evangelio del día 5 de Septiembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 4,31-37)

La suegra de Simón, apenas fue curada por Jesús, se puso a servir a los demás. No quiso descansar ni gozar de su salud. Utilizó su salud para servir. La obra de Jesús en nuestras vidas pide como respuesta una actitud inmediata de servicio. Preguntémonos si nuestra relación con Jesús realmente nos está impulsando a servir al prójimo, o si se ha convertido en una espiritualidad individualista y cerrada. Al final del texto, vemos que los que habían sido liberados y sanados por Jesús querían retenerlo con ellos, querían un “Jesús para mi”, olvidando que Jesús es “nuestro”, es de todos y para todos. El no se puede encerrar en un lugar, necesita seguir haciendo el bien por todas partes. Imaginemos que la suegra de Simón salió con el a hacer el bien.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.