Evangelio del día 29 de Octubre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 13,10-17)

Cada uno de los enfermos que aparecen en las narraciones de los evangelios nos ofrece un mensaje diferente. Aquí vemos una espalda encorvada, que simboliza el agobio de una persona que siente la vida como una carga, que no puede caminar erguida ni mirar hacia adelante con esperanza. En un caso como este, la obra sanadora de Jesús lleva a la persona a experimentar la fuerza de Dios, una fuerza que nos impulsa a levantar la cabeza y a contemplar el futuro con entusiasmo. Por eso, cuando la mujer fue sanada, “comenzó a alabar a Dios”. Cada vez que recuperamos el optimismo y la esperanza, podemos volver a alabar. Jesús quiere ampliarnos el horizonte y fortalecer nuestra espalda. Cuando experimentemos su ayuda que nos lanza hacia adelante, dejemos que brote la alabanza.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.