“No procuremos otra cosa qué amar y sufrir, en este amor”.

“No procuremos otra cosa qué amar y sufrir, en este amor”.

Amar y sufrir:

“No procuremos otra cosa qué amar y sufrir, en este amor. Y cuando hayamos adquirido esta ciencia perfectamente, haremos y sabremos todo lo que Dios quiere de nosotros.” (del libro de Consejos y Pensamientos de Santa Margarita María de Alacoque, Julio día 5).

No hay mejor manera de amar a Nuestro Señor qué en la Eucaristía, en ese momento Sagrado, Divino, cuando tenemos nuestra comunión con Él, esa comunión entre Dios y su criatura. Eso es a lo que me lleva a reflexionar a leer el pensamiento que nos regala Santa Margarita María de Alacoque, la Apóstol del Sagrado Corazón de Jesús.
La otra parte que nos invita a procurar es el “sufrir” y nos indica dónde: “en este amor”, en el amor del Sagrado Corazón de Jesús.

Pues no hay verdadero amor fuera de Jesús y tampoco hay sufrimiento meritorio si no es unido al mismo Jesús.
Este “sufrir” del que nos habla Santa Margarita no es otra cosa que la cruz y no puede ir separado el amor de la Cruz.
No hay manera de llevar nuestra cruz con amor, si no nos alimentamos del amor mismo, si no nos alimentamos del Sacramento del Amor… Jesús en la Eucaristía. Alimentarnos del Pan vivo bajado del Cielo, cuando recibimos a Nuestro Señor en la Eucaristía ¿somos conscientes de eso? ¿somos conscientes que el Pan que reposa en nuestra boca, en nuestra lengua, está vivo y ha bajado del Cielo para alimentarte con su Cuerpo y con su Sangre?… Si tu respuesta es sí, Bendito Dios, si tu respuesta es no, pues qué esperas para recordarlo en ese momento y amarle más!

Retomando los escritos de Santa Margarita, la siguiente parte de su pensamiento nos dice: “Y cuando hayamos adquirido esta ciencia perfectamente, haremos y sabremos todo lo que Dios quiere de nosotros”.

San Francisco de sales nos dice que el camino de la perfección es muy largo, ¿Y qué es lo que hace al maestro? ¿No es la práctica?… Por eso cada día de tu vida, acepta cada una de las cruces que el Señor permita que pases en tu familia, en tu trabajo, con tus amigos, etc.

Y esto es seguimiento del Evangelio pues el mismo Jesús nos lo dice: el que quiera seguirme tome su cruz niéguese a si mismo y sígame… Él mismo tomó su cruz y fue en su misma pasión, en el camino al calvario, en la misma Cruz, en donde dio testimonio de toda su predicación, y esto el Señor le hace conocer también a Santa Margarita el misterio de su pasión y muerte, y de aquí a ella le da para siempre un gran amor a la cruz, como lo dice en el libro de Amar al Amor, de la misma santa.

¿No podremos nosotros tomar nuestras pequeñas cruces de cada día y unirlas a sus sufrimientos?… a imitación suya, pero sobre todo por amor a Él… Y como nos decía San Francisco de Sales “todo por amor, nada por fuerza”.
Pareciera pesado… o como dice San Pablo: “Porque el lenguaje de la Cruz es una locura para los que se pierden, pero para nosotros, que nos salvamos, es poder de Dios.” 1ª. Co 1, 18.

Si queremos hacerlo solos jamás podremos, es por eso que hemos de ir tomando nuestra Cruz del día a día, recibiendo a Nuestro Señor en la Eucaristía, amándole y adorándole al recibirlo, y Él hará el resto, nos llenará de su amor y poquito a poquito nos irá transformando, de manera que desde su amor partiremos al amor a nuestros prójimos y las cruces que nos lleguen también poquito a poquito las podremos llevar, con paciencia, humildad, mansedumbre y amor.

Hasta que con el tiempo y en la gracia del Señor nos irá transformando, cómo lo dice Santa Margarita en la última parte: “haremos y sabremos todo lo que Dios quiere de nosotros” es decir “su voluntad” porque su voluntad es nuestra santificación.

“Amar y sufrir” vividos en la Eucaristía y la Cruz de cada día, con las virtudes que Santa Margarita las vivía: paciencia, humildad, dulzura y mansedumbre y sobre todo un gran amor a nuestro Señor en la Eucaristía.

Un artículo de Leticia Martinez. Guardia de Honor del Sagrado Corazón en SLP. Mexico.

 

Necesitamos una pequeña ayuda mensual o puntual según tus posibilidades para seguir con Tekton. ¡Ayúdanos! Gracias y que Dios te bendiga.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.