Evangelio del día 20 de Noviembre 2018

Comentario del evangelio del día: (Lc 19,1-10)

Zaqueo era un rico que había amasado su fortuna cobrando impuestos para los romanos, persiguiendo a la gente, quedándose con dinero ajeno. Por eso era odiado. Sin embargo, el apego a las riquezas no había envenenado del todo su corazón, se dejó cautivar por la mirada de Jesús. No entregó todos sus bienes, pero dio un paso y repartió la mitad, además de devolver con creces lo que había robado. Otros lo juzgaban, les molestaba que Jesús se acercara a él. Pero Jesús sabía mirar en ese corazón la autenticidad de su búsqueda y el valor del paso que supo dar. Porque Él no vino a juzgar ni a exigir una perfección total, sino “a buscar y salvar lo que se había perdido”. Valoremos nosotros también esos pasos posibles que logran dar nuestros hermanos.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.